top of page
  • Writer's picturelauracastellanos

Updated: Aug 29, 2020

Según las estadísticas a nivel internacional, el alcance de los podcasts ha explotado en años recientes. En 2006 sólo un 22% de los consumidores sabía lo que era un podcast y en 2019 más del 64% tienen conocimiento de lo que es un podcast. (Statista, 2020). Para el 2022 se estima que el promedio de oyentes de podcasts crezca a 132 millones de personas en los Estados Unidos, y en marzo de 2019, los países con mayor crecimiento de podcasts fueron Chile, Argentina, Perú, México y China, y bueno, si ya los chinos están metidos en esto es porque la cosa deja dinero.🤷🏻‍♀️


Estas estadísticas nos demuestran por qué cada vez más mercadólogos están incluyendo los podcasts como parte de sus estrategias de contenidos, muchas marcas personales han invertido en sacar uno propio para compartir sus mensajes e historias y, como creadores de contenido, los podcasts han llegado para ofrecernos una conexión íntima con el oyente, más segmentada, más cálida, más personal, de una forma más libre, pues al ser un nuevo formato, los límites de la creatividad y las reglas del medio se están escribiendo as we speak.


Si tienes la idea de hacer uno este artículo te dará una luz en los aspectos más importantes a la hora de comenzar: selección del tema y del formato; selección de los equipos para grabar; cómo producir tus primeros episodios y algunas ideas sobre cómo monetizar y promocionar tu podcast.


1. Lo primero: definir objetivos, audiencia y tu ‘por qué’.



Lo más importante antes de lanzar tu podcast: determina tus objetivos y la audiencia a la que quieres llegar, y define tu ‘why’ - por qué quieres comenzar un podcast. Delimitar objetivos de forma S.M.A.R.T nos da una mejor visión del podcast y nos ayuda en el proceso de escoger: formato, temas, invitados y demás detalles.


¿Sabías que hasta el 2019 56% de los oyentes de podcasts son hombres mientras que el 44% son mujeres? Estudiar a la audiencia a la que queremos dirigirnos puede ser un factor determinante a la hora de lanzar un podcast.


2. "La forma sigue a la función".



Elige el formato que te convenga a ti y que vaya en función de esos objetivos, audiencia y ‘por qué’ que definiste antes. Los formatos más comunes de podcasts son:


🎙Entrevistas uno/a o dos hosts entrevistan a un/a invitado/a o varios, dependiendo el tema.

🎙Conversacional una conversación casual entre co-hosts sobre un tema.

🎙Educativo con fines de educar sobre un tema específico.

🎙Solo-casts no hay entrevistas ni conversaciones, es un one man show or woman.

🎙Guionados ficción audio dramas, radio teatros, short stories...

🎙Guionados no-ficción series guionizadas sobre un tema específico en varios episodios.


Si te vas a estrenar como host por primera vez, chequea el artículo que hice sobre 5 Aprendizajes Como Host de Gente Brava, el podcast que inicié en 2019.


También, este es un buen momento para prestarle atención al nombre que llevará tu podcast.


El naming es un arte y el nombre de tu podcast resaltará entre los 850,000 podcasts activos y los más de 30 millones de episodios en total (Oberlo, 2030). Cuando tengas un nombre que sea atractivo, único, memorable y que defina tu proyecto, invierte en el diseño y conceptualización del visual del mismo porque, aunque no lo creas, ¡los podcasts también entran por los ojos! Solicítale al diseñador dentro de sus entregables un cover para tu podcast y algunas plantillas para promocionar tus episodios por redes sociales.


3. Planifica estratégicamente tu inversión.



Planifica estratégicamente tu inversión y no compres por comprar. La elección de los equipos que vas a utilizar deben servir al propósito del proyecto, es decir, si decidiste que harás un formato de entrevista piensa que necesitarás más de un micrófono pero si te decidiste por un formato solo-cast necesitarías solo el tuyo.


Si la idea de invertir en equipos te parece un poco apresurada y quieres intentar primero grabando con equipos de tercero, hay buenos estudios en Santo Domingo ofreciendo servicios para podcasts.


4. Ojo con el hosting...



El hosting es la plataforma que aloja tu contenido. Algunas de las más conocidas, por su facilidad de uso, son Anchor.fm, Buzzsprout, PodBean, Libsyn o Simplecast, éstas tienen membresías pagas pero la mayoría tiene versiones gratuitas.


5. Produce y graba los primeros cuatro episodios.


¡Ahora es que empieza el mambo!



Estamos en la etapa de producción y aquí debemos gestionar fechas de grabación con los invitados o con tu co-host. Mi recomendación es que grabes por lo menos los primeros cuatro episodios para que puedas dedicarte a editar y ultimar los detalles finales antes de lanzar. Aparte de la gestión con los invitados y co-hosts, debes gestionar un espacio tranquilo, con buena acústica, para poder grabar.


Previo a la fecha investiga y redacta las preguntas para tu invitado, si se trata de un podcast de entrevistas; redacta un guión, si se trata de un podcast ficción o no ficción guionado, y si tu estilo es más free spirit y es un podcast conversacional entre panas, arma un breve diagrama de flujo de la conversación para que la misma tenga dirección y sentido.


¡Ojo! A la hora de grabar, toma en cuenta cargar bien la batería del ordenador que vas a usar (se han visto cosas...😅) y tener un software instalado para grabar, como Garageband o Audacity. Si vas a grabar en el celular te recomiendo que utilices las notas de voz del mismo y que, en cualquier caso, hagas varias pruebas antes de grabar la entrevista o conversación.


Recuerda también grabar los intros y outros de los episodios, promos y demás en esta primera grabación.


6. ¡Recuerda la música!



Ahora sí, puedes sentarte a editar.


Editar es un proceso súper interesante que se trata de resaltar, de acuerdo a tus objetivos iniciales, lo más relevante de la grabación. Un episodio se recomienda que tenga entre 30-40 minutos, si es una entrevista, pero 15-20 minutos para solo-casts suele funcionar muy bien.


¡Recuerda la música! Las músicas y las pausas son elementos súper importantes de cada episodio. Busca una melodía que vaya de acuerdo a la identidad de tu podcast. Audio Jungle es un buen sitio para comenzar, donde puedes comprar cualquier melodía desde 5 dólares y adquieres los derechos de la misma.


Algunos softwares de edición son Adobe Premiere, Final Cut Pro on Garageband, si vas a intentarlo tú mismo/a, y si no, contrata a un editor de audio que te dé una manito. Muchas plataformas de hosting, como Anchor.fm, tienen instaladas herramientas de edición dentro de las mismas.


7. Podcast...ready?



¡Llegó el día de estreno! Tienes todo ready para lanzar tu podcast PERO not yet.


Antes de subir, recuerda:


🎙Seleccionar un título atractivo, conciso y breve ya sea con el tema del episodio o sobre el invitado.

🎙Redactar la descripción con lo que los oyentes van a escuchar en el episodio. 🎙Puedes agregar enlaces, recursos y también puedes facilitarle al oyente el timestamp o marca de tiempo donde se encuentran los temas en el episodio.

🎙Incluir hashtags, nombres de los hosts, etc.


La mayoría de las plataformas de hosting tiene integradas herramientas para publicar los episodios a la hora y en la fecha que desees, esto te da la facilidad de crear expectativa con tus episodios.


8. Riégalo, hasta por el grupo de la familia.



La promoción en redes sociales y canales alternos puede impactar positivamente la cantidad de reproducciones que obtenga tu podcast. Comparte las frases más destacadas o momentos relevantes de la conversación por redes sociales (Instagram, Twitter, LinkedIn y Pinterest son mis favoritas para esto) y envía tu episodio por WhatsApp, Slack, y otros canales alternos donde tengas perfiles de interés y grupos que podrían ser los primeros oyentes de tu podcast.


También, puedes pautar social ads desde los contenidos que planifiques para redes sociales o difundir una nota de prensa con declaraciones relevantes de tus invitados o de la conversación que grabaste.


9. Moneti$ación



Se prevé que los ingresos por publicidad de podcasts superen los mil millones de dólares anuales para 2021 (eMarketer, 2019) y se estima que la inversión de anuncios pautados por mercadólogos en podcasts se triplique en los próximos 3 años (en 2018 se gastaron $479 millones).


Así que, si logras una alta cantidad de reproducciones y formar una comunidad de oyentes fieles, aplicas para que marcas patrocinadoras y aliadas utilicen tu podcast como canal de publicidad. También, existen plataformas como Patreon donde creadores de contenido digital han podido monetizar sus podcasts a través de membresías que incluyen contenido exclusivo, mercancía física o digital y all-in access a grabaciones.


10. Planifica, crea, mejora, repeat!


¡Atención! Tu primer episodio probablemente apestará. Pero, la buena noticia es que puedes mejorar.



¡Además, escúchate! Escribe los puntos de mejora, recibe feedback constructivo de personas que escuchan podcasts o de podcasters. Hay una comunidad de podcasters muy linda que está ahí para ayudarte a mejorar y compartir sus conocimientos contigo. Con el feedback y los puntos a mejorar, sigue creando, sigue mejorando y...repeat!


Los podcasts definitivamente llegaron para quedarse y es un buen momento para montarse en la ola.

En República Dominicana desde hace algunos años, hemos visto una alta demanda por escuchar nuevos podcasts pero también de nuevos shows. Podemos mencionar algunos locales como El Coffee Break, Potenciando, Óyete Esto, Los Jorg, Stronger Together, A Todas Mis Chicas, Resiliencia Podcast, El Club de las 4 A.M., Vivir Soñando Podcast, Menudo Podcast el primer podcast hecho por una institución financiera y Gente Brava (¡nuestro favorito, duh! 😛), entre otros, que son de los podcasts dominicanos con más reproducciones a nivel local.


Comparte este artículo, comenta lo que sabes y crezcamos juntos. ¿Cuáles son tus podcasts favoritos? ¿Cuál es la idea que tienes para el tuyo? Continuemos la conversación en redes sociales por @laurancastellanos.


Fuentes:



382 views0 comments

Updated: Aug 19, 2020

Los podcasts han cambiado la forma en la que consumimos contenido, brindándonos una conexión íntima con el audio y la facilidad de hacer otras cosas cuando escuchamos. Los podcasts nos han enseñado el valor y el poder de la palabra cantada y la voz humana, de conectar con otros sentidos, y nos recuerda la grandeza de las historias y de la creatividad como medio para construir un colectivo más empático.


En junio de 2019 lanzamos Gente Brava, un podcast mensual de entrevistas con el fin de visibilizar historias de motivación, coraje e identidad en formato audio. El camino ha estado lleno de aprendizajes, errores y de muchas emociones, porque no sabíamos nada sobre cómo grabar un podcast, y yo no tenía ni la más mínima idea de cómo hacer una entrevista.😳

Así que, improvisé y me equivoqué bastante.

Cuando escucho nuestros primeros podcasts me doy cuenta cuánto hemos crecido y cuánto ha mejorado mi capacidad para entrevistar, para escuchar, para prepararme antes de grabar y eso, en conjunto con otros elementos del proyecto, han hecho que el podcast sume en solo 11 episodios más de 9,000 reproducciones. Como dicen por ahí, consistency is key


Así que, entrando en materia, les comparto 5 aprendizajes claves que aprendí como host de Gente Brava, basado en los principales y más comunes errores que he cometido y las experiencias vividas. Let's begin! 🗣


Aprendizaje #1: No se trata de ti.👀




Como host eres el canal entre la historia y/o el invitado/a del podcast y el oyente, no se trata de ti. Esto no significa que tu participación no es relevante o importante pero no es el fin en sí misma. Cuando comprendí esto pude fluir de manera más natural y pude manejar mejor mis silencios, brindando al invitado/a más espacio para contar su historia y expresarse sin interrupciones. Es un acto como de quitarse del medio y escuchar.


Aprendizaje #2: Deja tu ego fuera de la puerta.🤧



Check your ego at the door o deja tu ego fuera de la puerta, en español, porque repito: no se trata de ti. El ego nos impide escuchar plenamente y francamente, escuchar plenamente es uno de los mejores regalos que puedes hacerle a la otra persona y a ti mismo. Interrumpir, hablar por encima o comentar excesivamente entorpecen la conversación y le resta importancia al invitado/a y su mensaje.


¿Y por qué hablo de ego? Porque a pesar de que interrumpir o comentar excesivamente son parte de la inexperiencia que tenemos como hosts cuando comenzamos, también tiene mucho que ver con el deseo de ser escuchado, validado y reconocido. En mi caso ha sido así. Pero tranquilo/a que esto tiene solución. Mientras más aprendes a escuchar, más callas y mientras más callas, más se desinfla el ego (aunque no desaparezca).


Aprendizaje #3: No te confíes demasiado.💅





A pesar de que considero que una de mis mejores cualidades como host es el proceso de preparación e investigación que llevo previamente (¡porque amo investigar!), he grabado algunos episodios sin la suficiente preparación y he notado la diferencia. A mayor preparación, mayor la confianza a la hora de entrevistar. Estar preparado le confirma al invitado/a lo importante que es para ti que esté presente porque nota cómo te has tomado el tiempo para leer e investigar sobre él o ella, pensar en las preguntas y temas, etc. Uno de los mejores halagos, para mí, es que el invitado/a diga “¡qué buena pregunta!” o “nadie nunca me había stalkeado tanto…” 😂.


Aprendizaje #4: Está bien no estar de acuerdo con el/la invitado/a.🤔





Esta es difícil en especial para los que como yo somos empáticos y nos preocupa que el invitado/a se sienta cómodo (lo cual no significa estar de acuerdo con todo lo que ella o él diga). El trabajo del host no es entender al invitado/a, no somos psicólogos. El papel del host, como decíamos al principio, es servir de canal entre el invitado/a y el oyente pero debe también, respetando las intervenciones del invitado/a y los silencios, tener la capacidad de formar sus propias ideas, cuestionar y disentir. Está bien no estar de acuerdo.


Aprendizaje #5: Tampoco te conviertas en un 👻




Tampoco podemos irnos al extremo de convertirnos en un fantasma sin opinión o comentario propio por hacer silencio. Una de las mejores oportunidades que brinda ser host es poder conectar con la audiencia y aunque no se trata de ti, tampoco te desaparezcas. Trae tu esencia a la conversación, sé tú, escucha, exprésate. Tu audiencia lo agradecerá y tú también aprenderás mucho.


Al final del día, y cito las palabras de Krista Tippett, periodista y host de On Being Podcast (uno de mis podcasts favoritos❤️) las buenas preguntas son transaccionales, no sirven a la agenda personal que tenemos como hosts y se adapta a las preguntas y a los temas que les interesa a los invitados/as.

“La real aventura se produce si tienes curiosidad" Krista Tippett.

¡Ojo! Estos 5 aprendizajes no están escritos en piedra y vienen de una experiencia muy personal, específicamente de ser host de un podcast de entrevistas. Así que cuéntame tú, ¿qué te parecen? ¿Puedes pensar en algún otro? ¿Has tenido experiencia como host o quisieras serlo más adelante? Comparte este artículo y comenta lo que sabes y así crecemos juntos.


De paso, escucha Gente Brava en Spotify, Apple Podcasts o Google Podcasts, visita nuestra web o conecta con nosotros a través de las redes sociales.

105 views0 comments

Updated: Oct 26, 2020

En estos momentos intensos y retadores para todos es súper importante cómo le hablamos a nuestros clientes y audiencias de una forma que ellos entiendan que estamos ahí para ellos y que estamos listos para ayudarles en lo que necesiten. Eso hará la diferencia entre otros proveedores de servicios y nosotras, y marcará la diferencia para nuestros clientes y cómo ellos se comunican también con sus audiencias.


La comunicación positiva tiene el poder de crear confianza y brindar tranquilidad a nuestros clientes.

Imagina por un momento que eres la dueña de un restaurante, o que tu cliente lo es, y para comunicar que viene la reapertura del local necesitas escribir una pieza con el objetivo de dejar claro que están abiertos tomando las medidas oficiales de sanidad, desinfección, etc. Así que escribes lo siguiente con la intención de ser “real, honesta, sensible”:

“Sabemos que reabrir será difícil pero estamos confiados en que podremos hacerlo. Re abriremos tomando todas las medidas necesarias con la fe de que podremos hacerlo bien.”🙏


¿Te parece que eso aplica como una comunicación positiva? ¿Te brinda seguridad el mensaje?


Veamos el mismo mensaje pero utilizando buenas prácticas de comunicación positiva.


“Estamos re abriendo nuestras puertas de manera gradual, segura y en línea con las recomendaciones oficiales, para que nuevamente puedas crear experiencias y recuerdos inolvidables.”👊


Ambos mensajes son bastante similares pero lo que logra la comunicación positiva con el segundo mensaje, es cómo nos sentimos cuando lo escuchamos y leemos. Una nos brinda confusión e incertidumbre y la otra confianza y esperanza.


Pero, un momento, Laura ✋,...¿cómo así “comunicación positiva”? ¿Qué es eso y cómo lo hago?


Bueno, dentro del contexto de la comunicación, podemos definir la comunicación positiva como una interacción basada en la actitud positiva que persigue el entendimiento mutuo y satisface a todas las partes involucradas.


La comunicación positiva es constructiva, efectiva, contiene emociones positivas y parte de una intención positiva, y esa palabrita, intención, es clave en todo esto. ¿Por qué? Porque lograr materializar esa intención positiva es lo que determina realmente si fue efectiva o no la comunicación positiva.


  • ¿Cuántas veces has tenido la mejor intención de decir algo y cuando lo dices escuchas algo totalmente diferente a lo que estaba en tu cabeza?🤦‍♀️


  • ¿Cuántas veces quisiste expresar un mensaje para brindar seguridad y terminaste con levantar confusión y miedo?🤷


Sé que seguro algunas de las que me leen habrán levantado sus manos 🙋‍♀️ al igual que yo.


Tener la intención de decir algo no es suficiente. Ahí es que la comunicación positiva entra en juego.


Para que me entiendas mejor, los principales componentes de la comunicación positiva, aparte de la intención, claro, son:


  • 🗣La iniciativa ― un comunicador/a positivo/a se espera que activamente participe en la interacción porque eso demuestra la voluntad de comenzar y mantener el contacto. Esto significa que si alguno de los interlocutores no quiere hablar, se queda en silencio o evita a toda costa tener una interacción, no estamos hablando de comunicación positiva estamos hablando de...un monólogo, más o menos.😂


  • 🤝La adaptabilidad ― que es la capacidad de ajustar la comunicación dependiendo de su interlocutor: por edad, género, estatus social, identidad cultural, identidad sexual, etc. Este componente es mi favorito pues en un mundo tan diverso como el que vivimos ahora, debemos hacer el esfuerzo por adaptar nuestro mensaje respetando las diferencias de nuestras audiencias. Una misma fórmula no sirve para todo el mundo.


  • 💞La escucha empática ― que promueve la interacción íntima, el apoyo entre las partes y provee un importante impacto en los niveles emocionales de la comunicación.


¡Ahora bien! Vamos a lo práctico de todo esto, Laura, que ya’ta bueno de teoría…


¿Por qué debería importarme esto y cómo lo aplico a mi negocio? 🤔



Algunas buenas prácticas que puedes aplicar YA en tus piezas de comunicación son:


  • 📌Sustituir el pienso por el siento ― enfoquémonos en el que nos escucha y tratemos de brindarle entendimiento, empatía y seguridad. Menos demostrar que sabemos mucho y más afirmar que sentimos mucho.


  • 📌Eliminar las palabras “nunca”, “nadie”, “siempre” ― Dejemos a un lado lo absoluto y la mentalidad “blanco y negro”, en especial cuando se trata de brindar una información de valor. La verdad tiene muchos dueños. Hablemos desde la humildad, cuestionemos y demos el beneficio de la duda, porque no tenemos toda la información.


  • 📌Sustituir “pero” con “y” ― en especial a la hora de hacer procesos creativos, lluvias de ideas o brainstorming, construye con los “y” sobre las ideas de los demás en vez de “cortarle las alas” a las ideas con “peros” (“pero no tenemos presupuesto para eso”; “pero eso es muy complejo”; “pero eso toma mucho tiempo” y por ahí Maria se va…).


  • 📌Eliminar las “etiquetas” y sustituye por el “aún” ― Las etiquetas limitan. Cuando dices “soy malísima con los números”, limitas la capacidad inherente de cambiar y mejorar. “Aún no soy tan buena con los números como quiero”, se siente mejor, construye una mejor realidad y reafirma una posibilidad para ti.


Las palabras construyen o limitan.

Lo que decimos y nos dicen nos afecta y afecta nuestros pensamientos, ideas y sueños. De la forma en que nos hablamos, hablamos y nos comunicamos, con nosotros y los demás, estamos limitando o creando mejores relaciones. De la misma forma, con nuestras palabras construimos marcas más empáticas, más conscientes y, por ende, más reales (y, ¡ojo!, un mundo mejor necesita de marcas reales).


¿Y tú? ¿Puedes pensar en otras ocasiones donde te has limitado con las palabras? ¿Qué piensas ahora de la comunicación que tienes con tus audiencias y clientes? ¿Cómo la calificarías y cómo la mejorarías?



Este artículo nació de una colaboración en vivo con Kauli Santana fue publicado por primera vez en el blog de www.prettybusyclub.com.

180 views0 comments
bottom of page