Hace 3 semanas y algunos días llegué a Chicago como parte del programa Young Leaders of the Americas (YLAI). Junto a mí, cientos de emprendedores de toda Latinoamérica y otros 5 emprendedores dominicanos y dominicanas, vinimos listos y listas a sacarle el mayor provecho a este intercambio profesional.


Con este intercambio buscamos adquirir una visión global de nuestros negocios intercambiar buenas prácticas, contactos, y aprendizajes; hacer preguntas y trabajar en los retos principales que tenemos como emprendedores.


Mi host, es una incubadora de proyectos creativos y culturales llamada 2112, que además cuenta con programas de mentoría para emprendedores y un estudio de creación de contenido audiovisual y de podcast. Una perfecta combinación para mí que nace de un proceso arduo de pareo entre emprendedores y negocios que participan en el programa.


Estas primeras semanas de trabajo han estado cargadas de aprendizajes, lecciones y de conocer a mucha gente nueva. Desde colegas podcasters, productores, artistas, creadores, mentores, dueños de negocios similares al mío y otros de sectores diferentes, estas personas me han ido aportando conocimiento, experiencias y también me han validado, y desmontado, muchas creencias que traía de República Dominicana sobre lo que hago y hacia dónde quiero ir.


Me llena de orgullo, de satisfacción y de muchísimo agradecimiento lo que he estado viviendo y hoy quiero compartir un poco de la historia detrás de esta experiencia (pues no todo es como se ve en las redes jeje).


La realidad es que aplicar a YLAI me tomó días para llenar y enviar mi formulario (y se me borró la aplicación completa el último día para aplicar); semanas esperando respuesta y meses completando requerimientos y certificaciones; estudiando módulos asistiendo a eventos virtuales y a decenas de reuniones. Me tomó mucha preparación personal y profesional, y muchísima paciencia. De hecho, me fue pésimo en la entrevista y pasé a una lista de espera antes de llegar a la final.


Ha sido un proceso largo, retador e intenso y fueron muchas las veces que quise retirarme y tirar la toalla. Pero, ¿les digo algo? En la constancia y la tenacidad está la clave. Si no aplico, si no espero, si no invierto, si no me preparo, no estaría viviendo la parte más emocionante del programa: el viaje mismo. Un año y medio después estamos en Chicago viviendo una experiencia que puede significar un antes y después para los 6 dominican@s que estamos participando y para el resto de los 200 y pico de fellows de toda Latinoamérica.


Nada llega fácil. El éxito de un día para otro tarda 5, 10 y hasta 20 años en construirse. La semilla que sembramos hoy para que nos dé sombra y frutos en el futuro, necesita tiempo, agua, sol y mucha paciencia para ser disfrutada.


Entonces, el mensaje principal que quiero que se lleven hoy es: apliquen, inviertan, siembren hoy. Como dice un querido amigo, el tiempo va a pasar como sea, apliques o no apliques, tomes o no la decisión, lo hagas o no lo hagas. Tal vez en 1, 2 o 3 años agradecerás haber dado hoy un pequeñito paso hacia la vida que sueñas.


Espero que esta reflexión te sirva de inspiración para comenzar, a tu ritmo y con respeto hacia tu proceso.


Queda pendiente compartirles los aprendizajes que he ido recolectando a nivel profesional pero primero tengo que vivirlos, internalizarlos, integrarlos y después compartirlos.


El cielo no es el límite, hay galaxias y otros universos por descubrir.


Les quiero.


Atentamente,


Lau.


54 views0 comments
  • lauracastellanos

El domingo pasado tuve el placer de compartir con un grupo de mujeres profesionales en el Bootcamp Master Copy, de Patricia Peña. Me invitaron a hablar de podcasts y diseñé estos cinco key points o puntos clave que, en mi opinión, deben tomarse en cuenta antes de lanzar un proyecto de podcast.


Sin más, comencemos con el punto 1. La pre-producción.


Productora o productor que se respete sabe que esta es la fase más importante de todo el proceso. Es donde se planifica con puntos y comas todos los detalles que harán posible la magia. Comencemos con los aspectos más básicos: objetivos y audiencia. A esta fórmula a mí me gusta agregarle la visión y el por qué del proyecto, pues ambos factores complementan estos fundamentos y sirven de piedra angular para todo lo que viene después.


Los objetivos


Si eres una marca o tienes un negocio y el podcast es para una de esas dos cosas, recuerda que hay diferentes tipos de objetivos tipo S.M.A.R.T que puedes determinar, y obvio, que irán acorde a tu estrategia general de ventas y de marketing de la empresa o de la marca. En general, los podcasts pueden servir a objetivos como: awareness o conocimiento de marca; posicionamiento de un líder de opinión, en caso de que seas una marca personal, y ventas de productos o servicios a través de la generación de leads o marketing de afiliación. Además, a nivel comunicacional, un objetivo de un podcast para una marca o empresa puede servir para fortalecer la comunicación interna, y también hacer eventos en vivo como promoción externa hacia los públicos y perfiles de interés. Esas son solo algunas ideas.


La audiencia


El perfil de audiencia o del oyente podemos construirlo utilizando la metodología inbound donde se presenta el buyer persona. Para los que no saben cómo funciona, te lo explico brevemente en palabras sencillas. Un buyer persona o, en este caso, un perfil de oyente, podemos construirlo mediante suposiciones y cuestionamientos de quién es o sería nuestro perfil. En el ejercicio, construimos un universo compuesto de los datos demográficos (edad, ubicación, género, ingresos), ocupación e industria, intereses, puntos de dolor, estilo de vida, causas en las que cree, valores, miedos, y por último, cuál es el porcentaje del mercado total que significa este perfil. Hay otros parámetros y metodologías que puedes utilizar pero esta es la que me ha funcionado a mí.


En sentido general, la audiencia que escucha podcast es un nicho muy singular y específico. Hablamos de un grupo de personas entre los 25 y los 35 años, a veces hasta los 45 años, con estudios superiores, de maestría o de posgrado, y que escucha podcast con cierta regularidad, en las plataformas más conocidas, Spotify y Apple Podcast.


Tu visión


La visión nos permite proyectarnos hacia el futuro a través del cumplimiento de nuestra misión principal. Definir la visión del proyecto puede hacerse a través de los ejercicios del “Por qué” la institución hace lo que hace y por qué hace un podcast, en primer lugar. Así mismo, es importante definir el “cómo” lo hace.


Tú "por qué"


Para definir el “por qué” podríamos utilizar el ejercicio de los 5 porqués, preguntándote por qué todas las veces que sean necesarias desde que se dice la primera suposición. Ejemplo, queremos hacer un podcast con historia de ficción ¿POR QUÉ? Porque queremos que nuestros colaboradores puedan divertirse escuchando nuevos contenidos que van de la mano de los valores de la empresa ¿POR QUÉ? Porque queremos que nuestros colaboradores tengan un nuevo canal de comunicación a dedos de distancia ¿POR QUÉ? Porque queremos afianzar y fortalecer el sentido de pertenencia a la institución y la lealtad y fidelidad de ellos y ellas con la marca. ¿POR QUÉ?…, ¿se entiende? El punto de este ejercicio es llegar al centro del propósito y desde allí manifestar ese centro para que todo el proyecto sea coherente.


Otro ejercicio es el “golden circle” o “círculo dorado”, del autor de “Start With Why”, Simon Sinek. En el ejercicio, se procede a crear una esfera con diferentes núcleos de diferentes tamaños y todo el equipo responde qué, cómo y por qué se hace lo que se hace dentro de la institución o empresa, pero aún más importante, por qué hacer un podcast dentro de la misma. Esto puedes aplicarlo a tí mismo. Eres una marca también, si lo quieres...


2. "Las tres C".


Ya con la fórmula de los cuatro aspectos básicos diseñada, continuemos con lo que llamamos las tres C: competencia, conceptualización y creación. Esto también forma parte de la fase de preproducción (les dije que es la fase más determinante e importante del proceso).


¿Qué significan las 3Cs? Primero, cuando hablamos de competencia nos referimos al análisis de lo que existe ya en el mundo de los podcasts. Este análisis que, en realidad, se convertirá en una investigación bastante extensa 😝, pretende poner patas arriba todas las plataformas donde se escuchan podcasts para ver qué hay y qué se está escuchando en este momento.


Por otro lado, cuando hablamos de conceptualización nos referimos a la toma de decisiones sobre qué temas vamos a tratar y cuál es el formato indicado para el perfil de oyente que ya definimos y para los objetivos que determinamos en la primera parte (tenemos un artículo sobre eso). Ponte creativo y comienza a diseñar los episodios basado en lo que ya sabes, siempre intentando conectar nuevos puntos y enfoques para no hacer más de lo mismo.


Por último, cuando hablamos de creación, hablamos de la creación de tu piloto, ese primer episodio que servirá de prueba para tu proyecto. Aquí también debemos de tomar en cuenta y definir todos aquellos insumos y necesidades claves que debemos gestionar para dar luz a nuestra idea bajo el formato seleccionado, en especial: presupuesto, equipos técnicos y recursos humanos, que necesitaremos para ejecutar.


3. Tu propuesta de valor única, UPV, por sus siglas en inglés, o como a mí me gusta llamarle, tu propuesta de voz única.


¿Sabes cuántos podcasts existen en este momento? Según Buzzsprout, “hasta marzo de 2022, hay más de 2,423,127 podcasts válidos y más de 62 millones de episodios. El número total de podcasts en Apple Podcasts supera los 500.000 (podcasts activos con un nuevo episodio publicado en los últimos 90 días).” Entonces, considerando esas cifras, pregúntate, ¿qué es lo diferente que vas a traer a la mesa? En el mar de cientos y cientos de podcast buenos, diferentes y únicos, ¿por qué alguien escucharía el tuyo?


Hay diferentes técnicas recomendadas para encontrar ese “sweet spot” o punto justo que te hace diferente. Por ejemplo, a través de la filosofía japonesa “ikigai” que significa “la razón de ser” o “la razón de vivir'', se encuentra la intersección de la pasión, la vocación, la misión y la motivación personal, y allí podríamos identificar la magia de nuestro propósito único. ¿Para qué? Para que podamos expresarnos de la manera más auténtica y genuina y más allá de eso, que podamos sentirnos satisfechos y satisfechas con lo que hacemos cada día, en cada episodio.


4. Guiones.


No me canso de decirlo: es necesario siempre tener un guión. Necesitas mínimamente un esquema breve escrito con lápiz y papel como host y si no eres el o la host, como productor o productora para que le facilites a tu host. Lo “mínimamente” pueden ser unas líneas de qué es lo que va a pasar y por dónde se guiará la conversación en cada episodio. Contrario a muchas opiniones que he escuchado, el guión es lo que te permite ser flexible y orgánico dentro del tema que has escogido bajo el enfoque único que diseñaste. Con un guión sabes los límites de lo que quieres tratar y no te pierdes en el mar de opiniones y cosas que tenemos que decir. Además, si lo vemos desde el punto de vista como un productor o productora, que tiene un presupuesto definido, el guión nos permite maximizar el tiempo en el estudio o cabina de grabación, garantizando que los crudos serán un gran contenido de valor para nuestros perfiles. Entonces, sí, #teamguión.🤓


5. Canales.


Por último, y no menos importante, el podcast necesita de otros canales para darse a conocer. Hay muchas estrategias que podemos utilizar para que nuestro podcast llegue a los oídos de los perfiles que nos interesan, pero eso es una conversación o artículo para otro momento. Hoy me enfocaré en crear consciencia de eso, de que las plataformas de podcasts, por un lado, no cuentan aún con un algoritmo lo suficientemente desarrollado para que los oyentes puedan encontrar nuestro podcast en el primer intento. Muchas veces, el oyente escuchará sobre tu podcast por alguien más que lo escuchó o porque lo vió en las redes sociales, y eso será el punto detonante para que le llame lo suficiente la atención y te busque en plataformas de escucha.


Finalmente, disfruta tu proceso❤️. Esto se trata de crear contenido de valor que les sirva a los perfiles que nos interesan y claro, tenemos objetivos que lograr, pero un podcast es de cocción lenta, es un formato novedoso destinado a gestionarse de forma auténtica y orgánica y toma tiempo posicionarlo y toma trabajo y esfuerzo crearlo. Esta guía es solo eso, una guía.


Rompe esquemas, llévalo al siguiente nivel, atrévete a cultivar lo que te hace único y sorprendernos a todos y todas. La industria de los podcasts y los y las podcasters, creceremos en la medida en la que otros proyectos crezcan también.

¿Qué crees? ¿Estás listo para lanzar el tuyo? ¿Te ha servido esta guía? Déjame un comentario o un correo con lo que piensas y opinas, y no olvides suscribirte a nuestra newsletter para más contenido como este. Sígueme en @laurancastellanos para continuar la conversación o escucha @gentebrava.rd, el podcast del que soy host y productora.


119 views0 comments
  • lauracastellanos

Tendemos a desviarnos mucho nuestro concepto mirando hacia los lados y lo sacrificamos para adaptarnos a lo que el mercado dice, a lo que las métricas muestran, a lo que al otro o la otra le funciona. Y si bien es cierto que hay que ser flexibles y adaptables - es incluso, lo más sano para la evolución de nuestro proyecto-, cuando te invito a honrar tu concepto te invito también a respetarte a ti mism@. Creo que cuando honras tu concepto, tu idea o proyecto te honras a ti, a tu motivación principal; honras a las musas o los dioses que te regalaron esa idea en forma de podcast, de libro, de canvas...


Cuando hablamos de honrar nos referimos a “respetar a alguien y/o enaltecer o premiar el mérito de alguien”. Y cuando hablamos de concepto, nos referimos a una “idea que concibe o forma el entendimiento” o “representación mental asociada a un significante lingüístico”. O sea que, básicamente, honrar tu concepto significa respetar la idea y representación mental de la misma asociada al significado que le diste a esa idea.



gif


Hace unos meses, Vilma Núñez, consultora de negocios digitales y host del podcast Convierte Más, celebró, los 2 MM de reproducciones de su podcast y publicó que uno de los consejos que podía brindar antes de lanzar un podcast era, y cito, “define la duración, la esencia y enfoque de tu podcast, hazlo muy tuyo y no intentes imitar algo existente.” Hazlo muy tuyo, define la esencia, no intentes imitar algo ya existente.

Y es como dicen, el o la que copia e imita algo que ya existe y que tiene su propia esencia, no le preocupa la perdurabilidad de su idea y siempre irá pasos detrás. Solo las ideas verdaderamente genuinas alcanzan a ser las más memorables.

Honrar tu concepto es un asunto de perdurabilidad, es un ejercicio de confianza y amor por ti y por tu idea. Cuando lanzamos Gente Brava, varias personas me decían que para mantener el podcast debía cambiar la recurrencia a una que fuera más seguida; que mi concepto tenía un valor de producción muy alto, que me fuera a un estudio; que no tuviera guión y que fuera más relajado; que mejor grabara como fulana o fulano lo estaba haciendo, y un millón más de "criticas constructivas".😅


Hace unos meses, cuando le presenté el proyecto a los primeros aliados y colaboradores monetarios, las primeras cosas que resaltaron, más allá de métricas, resultados y la data recopilada fue, “qué leal y fiel se siente el concepto a través del tiempo, felicidades por eso.” Hoy, Gente Brava camina a su propio ritmo, ha estado al aire de forma constante por dos años y ha concretizado sus primeros dos patrocinadores, teniendo la oportunidad de crecer aún más hacia la visión que hemos soñado. Todo eso siguiendo su línea original.


Algunos clientes me han preguntado antes de lanzar su podcast si creo que en el mar lleno de podcasts es necesario uno más y mi respuesta es siempre que . ¿Por qué? Porque no estamos pensando en lanzar un podcast para que sea una copia de algo que ya está al aire sino de algo disruptivo, único e innovador que viene a cumplir otra misión, a brindar nuevas cosas, y que viene de ti desde el amor.


En las asesorías de producción que tenemos disponibles en CASTELLANOS siempre nos tomamos el tiempo para responder junto con nuestros asesorados: ¿cuál es el valor diferencial de tu proyecto? A veces esta pregunta es difícil de responder para ell@s, a veces no. Lo que sí sabemos es que es necesario responder a ella más temprano que tarde. Reconocer lo único que traes al mundo de los podcasts (o de cualquier otro); lo diferente que trae tu proyecto al mercado, a las plataformas de escucha digitales, y agarrarse de ahí con todo, es lo más sensato y genuino. Honra ese concepto, respeta tu idea, sé flexible y evoluciona con ella; adapta e itera cuando sea conveniente y necesario, pero sobre todo, ámala como es. No intentes convertirla en la idea de otr@, en el experimento de otr@ y finalmente, celebra lo que te hace diferente y felicitate por ser constante.


¿Qué piensas al respecto? Quisiera escucharte. Comenta debajo, envíame un correo o mensaje, o publica este escrito en las redes sociales y generemos más conversaciones sobre el tema.

24 views0 comments